encouragement

Corazón cantante

Algo que mejoró mi día fue escuchar a Silvana Estrada cantar en vivo en Instagram este miércoles pasado. Como varios músicos durante esta cuarentena, Silvana cantó desde la comodidad de su casa, llegando a las salas de sus escuchantes. Yo andaba en mi cuarto y acababa de terminar mi trabajo cuando me topé con su video en vivo. Sin querer, estaba a tiempo.

Con tan solo escucharla tocar, mi corazón se alegró de una forma inesperada. Sentí una emoción correr dentro de mí que casi me hacía llorar. El sonido del cuatro y la letra de sus canciones invocaron un sentimiento profundo, parecido al momento cuando recuerdas algo que habías olvidado desde hace mucho tiempo.

Fue un encuentro no tan solo con la música, pero con algo de mí misma. Me reencontré con la idea de que yo también puedo ser como ella, no en el mundo musical si no en el ámbito creativo. Que, aunque unas veces no lo vea, yo también puedo reflejar esa luz.

Aquí Silvana canta “Carta,” una de mis canciones favoritas suyas.

Standard
quick thoughts

Making the road

It’s funny how something so simple (if lined up just right) can strike a chord and speak volumes. This album title, for instance:

In times of not knowing where my life is headed, I must keep moving. Trial and error, tasting and seeing, are all forms of movement. Keep going. Keep trying. You “make the road by walking.”

For your enjoyment: “The Traitor” by Menahan Street Band

Standard