Music

Cumbia y conejos

I went down a music rabbit hole yesterday that I think is worth mentioning.

While listening to the Spotify radio station of this song by Mexican Institute of Sound:

I came across this cumbia cover of “The Simpsons Theme” by Chicha Libre (a band I’ve never heard of before):

Which then led me to the artist’s profile on Spotify featuring their cover of Erik Satie’s “Gnosienne No.1”:

Which ultimately led me to a 2014 NPR interview with Eduardo Díaz, the Director of the Smithsonian Latino Center, after googling “the history of cumbia” out of curiosity.

I may have just toppled on this by accident, but I think I’m onto something big here, folks. May my cumbia rabbit hole continue…

Standard
quick write

Despues de tanto tiempo

Sin querer queriendo me reencontré con esta canción de McEnroe que antes escuchaba mucho. Acababa de regresar de caminar cuando decidí escuchar mi “Discover Weekly” playlist de Spotify cuando empezó a tocar.

Me topé con ella hace un año cuando escuchaba más música en español. Me encantaba (todavia me encanta) por la calma y el tono de voz del cantante Ricardo Lezon.

Cada vez que la escuchaba, me acordaba mucho de M. Ward y su vercion de “Let’s Dance.” Me imagino que es por la acústica de las dos canciones.

Se me había olvidado cuanto me gustaban. Aquí esta otra canción de McEnroe que es una de mis favoritas:

Standard
encouragement

Corazón cantante

Algo que mejoró mi día fue escuchar a Silvana Estrada cantar en vivo en Instagram este miércoles pasado. Como varios músicos durante esta cuarentena, Silvana cantó desde la comodidad de su casa, llegando a las salas de sus escuchantes. Yo andaba en mi cuarto y acababa de terminar mi trabajo cuando me topé con su video en vivo. Sin querer, estaba a tiempo.

Con tan solo escucharla tocar, mi corazón se alegró de una forma inesperada. Sentí una emoción correr dentro de mí que casi me hacía llorar. El sonido del cuatro y la letra de sus canciones invocaron un sentimiento profundo, parecido al momento cuando recuerdas algo que habías olvidado desde hace mucho tiempo.

Fue un encuentro no tan solo con la música, pero con algo de mí misma. Me reencontré con la idea de que yo también puedo ser como ella, no en el mundo musical si no en el ámbito creativo. Que, aunque unas veces no lo vea, yo también puedo reflejar esa luz.

Aquí Silvana canta “Carta,” una de mis canciones favoritas suyas.

Standard